El alcalde de Dolores, José Joaquín Hernández, se ha reunido con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea y con la subdelegada del Gobierno en la provincia de Alicante, Araceli Poblador.

Una primera toma de contacto entre las distintas administraciones que ha servido para definir las competencias de cada una de ellas en relación a las actuaciones más urgentes que plantean los alcaldes de la Vega Baja en materia de agua.

Un encuentro muy productivo

Hernández ha calificado de “muy productivo” el encuentro de esta mañana en la subdelegación del Gobierno y ha destacado “la buena sintonía y predisposición de todas las partes en comenzar a trabajar de manera activa para solucionar los problemas hídricos que afectan a toda la Vega Baja.

Por su parte Urrea ha trasladado el compromiso de estudiar la problemática que afecta a los municipios de la Vega Baja y ha emplazado a los alcaldes a realizar un informe con las propuestas más urgentes, para su posterior valoración por parte de los técnicos competentes en la materia.

El alcalde de Dolores ha destacado que la importancia de esta reunión y ha lamentado que “hayamos tenido que esperar tanto tiempo para que se escuche la voz de los alcaldes, que lo único que pedimos es una actuación conjunta encaminada a establecer un plan de actuación en la cuenca y márgenes del Segura para prevenir desbordamientos en caso de lluvias torrenciales”.

Otro de los temas que han estado encima de la mesa ha sido la contaminación de los residuos plásticos flotantes y la situación de las depuradoras de la zona, además de otras cuestiones que afectan a municipios y regantes

Share This